Autismo Tenerife – Servicios de apoyo a la Diversidad y personas Trastornos del Espectro de Autismo

Taller de juego y estimulación con Anabel Cornago

Por el 22 May 2015 en Blog | 0 comentarios

En Tenerife, el 15 y 16 de Mayo el Gabinete Multidisciplinar Diversitas nos ha dado la oportunidad de asistir al Taller de juego, estimulación general y teoría de la mente para niños con autismo de la mano de Anabel Cornago, cuyo Blog seguro que conocéis: El sonido de la hierba al crecer, y si aún no habéis echado un vistazo os lo recomiendo. Tiene infinidad de materiales e ideas que ha trabajado con su hijo Erick, un gran campeón que ya tiene 10 añitos, y gracias a la intervención intensiva de unas 30 horas semanales que ha recibido y que continúa han conseguido una infinidad de objetivos,  y todo ello gracias a la coordinación entre profesionales y familia utilizando la metodología ABA combinada con Integración Sensorial. Algo que desde Autismo Formación para Padres consideramos que es primordial: coherencia, coordinación, constancia e implicación entre todas las personas que conviven e intervienen con el niño con autismo.

Desde mi punto de vista como terapeuta ABA considero que el taller ha sido muy útil sobre todo para los padres y familiares, así como también para los profesionales que no conocían esta metodología, mostrándoles la eficacia que tiene. Para los que estamos formados y la aplicamos día a día nos ha servido para conocer de primera mano el trabajo de Anabel con Erick, y para aportar algunas ideas diferentes.

Ha sido un placer el haber disfrutado en estos dos días de los conocimientos y experiencia de Anabel, una mamá coraje, implicada, luchadora e incansable, como tantas madres y padres de niños con autismo. Deseando que vuelvas a hacernos una visita y nos vayas contando de primera mano los avances que ha conseguido Erick.

El primer día se dedicó al Taller de Juego y estimulación general, como ya sabéis una de las dificultades que presentan los niños con Autismo es el cómo jugar,qué tengo que hacer jugar,cómo empiezo, por lo que necesitan una guía o ayuda para poder conseguirlo. Para ello tendremos que partir de sus gustos e intereses, emplearemos el reforzamiento positivo y todas las ayudas que hagan falta para que adquiera la conducta de juego. Al principio se trabajará de forma muy estructurada y delimitada,adulto-niño en mesa y sentado en suelo, posteriormente se irá flexibilizando y generalizando, un adulto el niño con autismo y otro niño, adulto con un grupo de juego. Es recomendable anticipar lo que vamos a hacer, crear una rutina para dotarlo de confianza y seguridad,mostrándolo muy atractivo y divertido para que el niño se implique, que haya coherencia entre todos los miembros de la familia, utilizar apoyos visuales si fuera necesario para la comprensión(siempre y cuando el niño sea capaz de identificar esos apoyos visuales, si no los identifica tendríamos que trabajarlos primero en mesa, una vez que el niño los discrimine pasaríamos a incorporarlos en la rutina de juego).

Por tanto los objetivos en la conducta de juego serían:

Juego interactivo: juegos sencillos y con componente motor: pompas, tambor, cucu tras.

Juego funcional: jugar adecuadamente con los juguetes: tirar de la cuerda para arrastrar un carrito en vez de balancear la cuerda.

Juego recíproco: con otra persona, intercambiando un objeto: pasar pelota.

Juego de reglas: juegos de varios participantes en los que hay que seguir unas normas: escondite, juegos de mesa….

Juego simbólico: Juego de ficción, juego imaginativo.

Conducta adecuada al juego

El niño solo (iniciativa) y con otros niños.

En cuanto a la Estimulación general, una serie de aspectos a tener en cuenta:

A los niños con autismo tenemos que dirigirnos a ellos colocándonos a su altura, con frases cortas, concretas, y sencillas porque sino lo que le transmitiríamos sería puro ruido. Una vez que hemos captado la atención del niño, que no esté mirando damos la instrucción. Al principio no dar instrucciones desde la distancia porque el niño no  lo entendería y por tanto sería incapaz de dar la respuesta que esperamos.

Cuando comenzamos a estimular se desarrolla un plan curricular individualizado, y en función de las habilidades que el niño presente, se trabajará para mantenerlas, y las que no estén en su repertorio tendremos que enseñárselas. También nos podemos encontrar algunas conductas disruptivas, en función del análisis funcional sobre dicha conducta se determinará la intervención a llevar a cabo. Dicha intervención, tiene que ser explicada detalladamente a los padres, familiares, profesionales que trabajen con el niño, ya que es fundamental la coherencia a la hora de aplicar un programa de modificación de conducta. Me gustaría incidir en que al principio cuando estamos enseñando una nueva habilidad, tendremos que moldear para que el niño de la respuesta correcta,o aplicar diferentes ayudas y reforzaremos cada vez que ocurra. Una vez que el programa va avanzando tendremos que ir retirando las ayudas paulatinamente, porque sino lo hacemos no podrá seguir avanzando y se quedará anclado a la ayuda, y esto no es lo que queremos, nuestro objetivo final es que el niño de la respuesta sin necesidad de guia para ello.

En algunas ocasiones suele ser necesario la enseñanza de habilidades pre-requisitas como pueden ser: atención, mirada o imitación antes de pasar a la enseñanza de habilidades más complejas como: conducta verbal, habilidades sociales, juego y autonomía personal. Por tanto vemos la importancia que tiene la imitación como base del aprendizaje, ya que nos servirá como puente para aprender habilidades más complejas. La interacción básica con el niño es muy relevante, tenemos que partir de los gustos e intereses del niño cucú tras,etc. Para poder enseñarlo, empezar con juegos sencillos como cosquillas,  También decir que para empezar a trabajar la imitación lo haremos a través de objetos, imitaciones motoras gruesas, imitación de praxias, de acciones, de imágenes, etc. Siempre es importante, sobretodo en el inicio de la estimulación, el enseñar en un ambiente estructurado, controlado, distendido y divertido. Posteriormente el ambiente será menos estructurado y diverso para conseguir la generalización de lo aprendido.

Lo justo y conveniente es comparar al niño consigo mismo, con sus avances

Algo muy importante que hay que recordar, con lo que estoy completamente de acuerdo, y que en diversas ocasiones mencionó Anabel Cornago durante el taller, es que no es conveniente ni para el niño ni para sus familiares el hacer comparaciones con otros niños con autismo o con niños sin dificultades. Lo justo y conveniente es comparar al niño consigo mismo, con sus avances, cada niño tiene un ritmo de aprendizaje, y hay que respetarlo, y ayudarlo para que continúe avanzando. Que nuestros grandes campeones continuamente se están esforzando y consiguiendo superar objetivos, y nosotros tenemos que ayudarlo, y comparándolo con otros no lo estamos haciendo.

El segundo día lo dedicamos a Teoría de la Mente, como es un tema bastante extenso, dedicaremos otro artículo para hablar sobre dicha Teoría.

Taller Anabel Cornago
Share Button

Escribir a respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *