Autismo Tenerife – Servicios de apoyo a la Diversidad y personas Trastornos del Espectro de Autismo

Los sueños se cumplen

Por el 15 Ene 2016 en Blog | 2 comentarios

Hoy viernes 15 de enero del 2016, ha sido un día que jamás olvidará una familia palmera, que ha visto como el sueño de su hijo con Autismo se ha cumplido. Aitor es un niño de 6 añitos, muy cariñoso, juguetón, feliz, cuya gran pasión son los barcos. Su madre Rocío y su padre Pedro, suelen llevarlo al muelle de Santa Cruz de La Palma cada vez que pueden y hay cruceros atracados. Esos momentos para él son los mejores de su vida, reconoce los nombres de los cruceros, los sonidos, se emociona al verlos desde lo lejos, cuando nosotros apenas percibimos una “mosca “en el océano, él es capaz de identificarlos, tiene una habilidad tremenda y maravillosa, y hoy ha sido el día en el que por fin, ha podido subirse a un barco. Todo ha sido posible gracias a Víctor Alex Hernández, un amigo de Rocío de la infancia, y que le tiene un gran cariño a Aitor, y por supuesto, conoce su gran pasión, los barcos. Él trabaja en A. Pérez y Cía. Le comentó a su jefa  la posibilidad de pedir permiso al armador del barco Saga Sapphire que es Acromas Shipping, para que el niño pudiera subir junto a su familia. Y a la semana recibieron la respuesta de confirmación de la entrada al barco. Una gran noticia para todos. Así que esta tarde estuvieron recorriendo todo el barco junto con un tripulante que en todo momento les atendió estupendamente, muy atento y cordial. Estuvieron en la cubierta, donde Aitor miraba perplejo todos y cada uno de los detalles, se asomaba para avistar al Albaycin que es el barco que lleva la fruta, según Aitor, y el Aida, ambos estaban atracados hoy en el muelle. Entraron en el interior y se quedó encantado con las fotos y la maqueta del barco, y para cerrar la visita fueron invitados a tomar un café y unos deliciosos dulces, además de regalarle al niño unas postales. Ha sido un día redondo.
Con un gesto tan sencillo habéis conseguido que Aitor haya sido el niño más feliz del mundo.
Darle las gracias a Víctor Alex Hernández porque sin su ayuda no hubiese sido posible, por supuesto, al armador Acromas Shipping y a la tripulación del barco Saga Sapphire por tan noble consideración, a sus padres, Rocío y Pedro, y a su tía Ana por hacernos partícipes de esta bonita historia. Una vez más hemos visto que si se quiere se puede, a seguir cumpliendo sueños de nuestros pequeños y no tan pequeños. Aitor en el Saga Sapphire Niño con autismo en el Saga Holidays  
Share Button

    2 Comentarios

  1. Alex, eres un gran tipo. Un abrazo enorme. Y otro para Rocío y Aitor.

    avatar luis Garcia

    17 enero, 2016

  2. Sin cámaras, ni repercusión alguna se consiguen grandes gestos. Por eso hay que compartirlos y divulgarlos.

    avatar Fran

    20 enero, 2016

Escribir a respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *